MISIONEROS LAICOS HA-SHELAJIM
MISIONEROS LAICOS HA-SHELAJIM
MISIONEROS LAICOS HA-SHELAJIM
Perfil Misionero
Album de fotos: "Ixtlahuacan 2006"
Signos y Símbolos de la Semana Santa
Partes de la misa
¿Qué Significa?
Imagen
¿Por qué Ha-shelajim?
La palabra Ha-shelajim significa literalmente “enviados”, y a su vez la palabra misión significa envío.

Leer Mt. 28, 19-20

“Vayan pues, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. Bautícenlos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu , y enséñenles a cumplir todo lo que yo les he encomendado a ustedes. Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin de la historia”.

Primera parte

“Vayan pues, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos...”

Es un hecho que desde el momento de nuestro bautizo, nos convertimos en fieles seguidores de la palabra y vida de Jesús, y al tiempo que recibimos todos los beneficios de esto también adquirimos el deber de trasmitir a Dios.
Y dicha responsabilidad se debe traslucir en nuestra vida diaria, en nuestros actos, y en nuestro círculo de relaciones. Pero siempre debemos estar abiertos a la posibilidad de ir “a todos los pueblos”, de ser enviados a nuevos círculos, a acompañar a nuestros hermanos en comunión con Cristo, pues es una responsabilidad de todo bautizado el prestar el servicio de misionar, de trasmitir a Dios con otros hermanos, con otra comunidad.
Eso lo tienen en mente los enviados, los misioneros Ha-shelajim, ese deber con Dios y con nuestros hermanos de acompañar y llevar la Buena Nueva de Jesús.


Segunda parte

“...Bautícenlos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu...”

Somos enviados de la Buena Nueva, enviados de Dios, emisarios de la palabra. Pero como lo dice este fragmento del Evangelio de Mateo, misionamos en nombre de alguien más poderoso, somos tan solo emisarios y servidores de Dios, el cual viene a ser el verdadero centro de atención y verdadero protagonista de nuestra misión. Es una realidad que somos tomados con cierta importancia y atención, dentro de nuestro campo misión, y es por eso que debemos ser vivos ejemplos de lo que Dios quiere que seamos. Razón fuerte e indespreciable para guardar compostura en nuestros actos, dentro de esa semana de servicio; no es tratar de ser otra persona y mucho menos de ser hipócritas, sino es tratar, siendo yo mismo, de seguir fielmente las reglas, de tomar responsabilidades y de comprometerme tanto con los que van conmigo como los miembros de la comunidad.


Tercera parte

“...enséñenles a cumplir todo lo que yo les he encomendado a ustedes...”

Enseñar, o mejor dicho evangelizar, no es solo hablarles o leerles fragmentos de un libro, es algo más profundo, es acompañar a vivir, con ellos, y a su vez vivir con y para Dios, porque no se enseña a Dios, se trasmite a Dios, desde la vivencia propia, desde el corazón, desde la vida. Eso es lo que nos encomienda el Enviado del Padre, Jesús.


Cuarta parte

“...Yo estoy con ustedes todos los días...”

Y es indudable, que Él estará con nosotros todos los días y se hará más presente en esos momentos que en comunidad lo recordamos y le pedimos que nos acompañe.
Escríbeme
Me interesa tu opinión y tu recomendaciones o preguntas. Contactanos y unetenos en este gran labor.